cómo rezar Rosario

Para rezar el Rosario:

1- Se hace la señal de la Cruz
2- Se reza el Credo o el Acto de Contrición
3- Se anuncia el Misterio que corresponda
(Ver los Misterios más abajo)
El enunciado de cada Misterio no debe ser un simple anuncio, sino que esa escena de la vida de Jesús y/o de la Sagrada Familia y/o de la Virgen, debe servir para meditar sobre ese hecho que nos relata la Biblia, sacando enseñanzas de cada una de ellos para nuestra vida espiritual. Esa meditación puede hacerse:
- en silencio antes de comenzar las oraciones de cada decena

- si se reza el rosario en grupo, puede hacerse en voz alta.
- meditando mientras se van repitiendo las Ave Marías
.
4- Se reza el Padre Nuestro, 10 Ave Marías y
el Gloria .
5- Luego de las 5 decenas, se reza en las
cuentas separadas, un Padre Nuestro, tres Ave
Marías y la Salve.

Oraciones

La señal de la Cruz: En el nombre del Padre,
del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

El Credo: Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia del
Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado.
Descendió a los infiernos. Al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre Todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia Católica, la Comunión de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

Acto de Contrición: Jesús, mi Señor y Redentor,yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón, porque con ellos ofendí a un Dios tan bueno.
Propongo firmemente no volver a pecar y confío en que, por tu infinita misericordia, me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna, Amén.

Padre Nuestro: Padre Nuestro, que estás en cielo, santificado sea Tu nombre; venga a nosotros Tu reino, hágase Tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén.

El Ave María : Dios te salve, María, llena eres de gracia. El Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora, y en la hora de nuestra muerte. Amén.

El Gloria: Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

La Salve: Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve. A ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues Señora. Abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clemente! ¡Oh piadosa! ¡Oh dulce siempre Virgen María.
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.


Misterios Gozosos: Lunes y Sábado

Misterios Luminosos o de Luz: Jueves

Misterios Dolorosos: Martes y Viernes

Misterios Gloriosos: Miércoles y Domingo

Como Rezar El Rosario
omo Rezar El Rosario